La receta para la felicidad de los trabajadores

La decisión tomada este mes por Amazon de aumentar el salario mínimo a sus empleados ha alegrado a una pequeña organización ambiciosa sin ánimo de lucro con sede en Cambridge, Massachusetts: el Good Jobs Institute, creado el año pasado para ayudar a las empresas a prosperar, haciendo que los empleados estén más satisfechos con su trabajo.

La fundadora del instituto es Zeynep Ton, una académica de origen turco obsesionada con las cadenas de suministro. Cuando era estudiante de doctorado en la Escuela de Negocios de Harvard analizó los problemas de inventarios de varias empresas, como la cadena de librerías Borders, ya desaparecida. Se dio cuenta de que muchas tiendas con bajos márgenes de beneficio estaban atrapadas en un círculo vicioso en el que los trabajadores eran a menudo las víctimas. “Cuando piensas que las personas constituyen un coste, creas un sistema de gestión del rendimiento para reducir dicho coste”, dice Ton en su despacho de la Escuela de Gestión Sloan del MIT.

Diario Financiero Empleo Leer Artículo Completo